Anciana de 81 años de edad que vivía sola fue encontrada muerta al interior de un pozo en km4 camino a Chanco

0
55
imagen genérica.

Recién comenzaba la jornada del pasado miércoles cuando el ulular de la sirena del Cuerpo de Bomberos de Cauquenes a eso de las 00 horas con 13 minutos, convocaba a sus Voluntarios para que  acudieran a “socorrer a una persona que se había caído al interior de un pozo”. La curiosidad comunitaria quedó en ascuas en alto porcentaje de ella hasta el día siguiente, porque la Radio ya había puesto término  a sus trasmisiones en vivo y sólo a través de las Redes Sociales se conocieron los pormenores iniciales de este lamentable hecho.

No se trataba en ningún caso de un accidente del momento en que los minutos y los segundos eran vitales para evitar una tragedia. Ésta ya había ocurrido, aparentemente hacía varios días y con un trasfondo de la escondida situación en que afrontan la recta final de sus vidas no pocas personas insertas en la tercera edad en que después de una fecunda siembra, se incorporan a una triste soledad, desconectados de sus descendientes como si nunca los hubiesen tenido.

 ESTA ES LA HISTORIA

 El miércoles en la ya indicada hora, Carabineros recibe un llamado telefónico solicitando su presencia para que acudieran a verificar el hallazgo de una mujer que había caído a un pozo (noria) de alrededor de 10 metros de profundidad, no en el momento, sino que por deducción desde varios días anteriores.

Cuando llegan los carabineros hasta el lugar del suceso, se apersona el ciudadano identificado como José Adolfo González Correa, quien les relata que recibió una llamada de una vecina de nombre María – él se encontraría en Santiago- quien le relató que hacía algo así como seis días que no veía a la señora Mercedes, cuñada suya de 81 años de edad, identificada efectivamente como Mercedes Alarcón Urra.

Ante esta información el señor González Correa, viaja expresamente desde la capital para cerciorarse de la ausencia de su cuñada: No la encontró a su nocturno  arribo por lo que efectuó un recorrido por las inmediaciones y claro, cerca de un pozo,” al costado de éste se encontraba un par de zapatos color negro y unas tablas quebradas en una orilla”. Al alumbrar con una linterna divisó que al interior del pozo flotaban unas vestimentas y ante lo cual convencido de la tragedia, llamó a carabineros…

Lo que vino después, rutina habitual: El Fiscal de turno impartió las instrucciones para que se aislara el sitio del suceso, acudiera la BICRIM y trabajara la situación para determinar los pormenores de esta trágica muerte de la anciana. 

Comenta

Comentarios