Ex alumnas del Liceo de Niñas de Cauquenes tuvieron su anual reencuentro

0
105

Eran las integrantes del Cuarto Año D.  de 1972 del entonces Liceo de Niñas de Cauquenes, habiendo egresado de las aulas el 2 de diciembre de aquel inolvidable año para cada una de ellas.

Emprendieron sus vuelos en busca de la construcción de sus propios destinos, conscientes que habían completado una etapa de sus vidas, con la mirada optimista y alegre hacia el futuro dejando imperecederos recuerdos y nostalgias de aquellas inolvidables jornadas en sus aulas licenas….Y también fuera de ellas ….

Las chiquillas del ayer durante estos días, venciendo no pocos obstáculos, una vez más han salido de sus propios espacios para acudir al anual reencuentro que se llevó a cabo el pasado día 13 de este mes de enero, casi en la misma fecha del pasado año cuando tuvieron el primero y por lo mismo, más emotivo que el de hoy.

Algunas vinieron desde lejos: Iquique, Concepción, Santiago, Temuco, Talca, Parral, Cauquenes e incluso una, desde Boston en Estados Unidos.

“Hemos recordado a nuestros profesores, partiendo por nuestra profesora Jefe, Nelly Alvear (Q.E.P.D.) y en general a todos nuestros docentes de distintas asignaturas, como Marcelo Criado, Isabel Pérez, Lily Alvear, Bernardo Apablaza (Q.E.P.D.), Alfonso Bulnes, María Elena de la Maza, Fresia Avila, Carlos Espinoza, Ana Clara Pérez, Berta Rocha, Gerarda Valenzuela, Sofía Bocaz, entre otros”, señaló a La Voz de la Provincia, una de las participantes del encuentro.

¿QUIÉNES ERAN ELLAS?

El Cuarto Año D., cuyas integrantes egresaron el 2 de diciembre de 1972 estaba conformado por 29 alumnas, entre ellas: Gloria Soto, Gladys Gutiérrez, Morelia Cárcamo, Margarita Palma, Rosa Sánchez, Pamela Riquelme, Mónica Sierra, Miriam Varas, Patricia Palma, María Elena Apablaza, Irenia Flores, Amada Gómez, Luisa Yáñez, Teresa Arellano, Marlene Peñailillo, Alicia Salgado, Marianella Yáñez, Ruby Guerra, Morelia Jauregui, Hilda Reyes, Yolanda Vásquez y las “siempre compañeras presentes, ya fallecidas, Aura Rodríguez y Elsa Cortés.

A través del espejo retrovisor de sus existencias, el pasado aquel del convulsionado Chile de inicios de la década del 70 lo instalaron en las reminiscencias de la hora actual y una vez más ratificaron esa tradición cauquenina de todas las generaciones consistente en el amor, cariño y gratitud a la tierra que las vio nacer o las cobijó en buena parte de sus vidas infantiles y juveniles.

 

Comenta

Comentarios