Jonathan Ruiz ganó final regional con proyecto sobre suelos y mejoras

0
2713

Orgullo local, Jonathan Ruiz Apablaza, proveniente de Cauquenes fue el ganador del concurso “50 ideas para mi Región” organizado por INACAP en conjunto con Socialab. La iniciativa tuvo como objetivo central resolver problemáticas sociales que se viven en la región del Maule. Este concurso surge en el marco a la celebración de los 50 años de INACAP.

La actividad realizada en INACAP Talca contó con seis proyectos finalistas, en la instancia los participantes contaron con tres minutos para presentar a su equipo y cuatro para presentar su proyecto, para posteriormente dar paso a una ronda de preguntas. Los encargados de elegir al ganador fueron el Vicerrector de INACAP Talca Juan Ponce Hernández, la Vicerrectora de INACAP Curicó Claudia Mora Rojas, el Encargado de Incubadora de Negocios Zona Sur Franco Bello, la Directora de Carrera Área Administración y Negocios Marioli Brito, la Directora de Innovación y Proyectos Mireya Vergara, el Coordinador de Emprendimiento del Maule Nenad Yukich y Coordinadora de Especialidad Lorena Jiménez.

Al respecto Jonathan Ruiz, comentó “esta ha sido una muy buena instancia para desplegar la imaginación y generar un proyecto que contribuya a mejorar la producción agrícola de la región. Estoy feliz y espero que este proyecto se implemente lo antes posible”

Con el Desafío “50 Ideas para mi Región” INACAP pretende reafirmar su compromiso con el crecimiento de la innovación y del desarrollo regional y nacional. Hay que destacar que cada uno de los 15 ganadores (uno por cada región del país) accederá a un premio de tres millones de pesos para implementar su idea y recibirá el apoyo del Centro de Emprendimiento de INACAP y de Socialab para la ejecución.

¿EN QUÉ CONSISTE EL PROYECTO?

 La interrogante se la formulamos directamente a su autor, quien de manera exclusiva nos entregó los pormenores de este proyecto.

 “El proyecto consiste en lo siguiente: en palabras simples es identificar todas las variables de suelo y clima que ayuden a que un producto hortofrutícola se desarrolle de forma óptima, eso quiere decir que este se produzca en abundancia y de muy buena calidad. Una vez identificadas estas variables, se procesan los datos y se obtiene un mapa, que nos indica que fruto u hortaliza debemos cultivar en ciertas zonas determinadas. Este estudio ayudaría a los agricultores a aumentar su economía, ya que por ejemplo, tendrá la certeza de que si el estudio indica que en su terreno es conveniente plantar tomates, estos se desarrollarán de forma óptima y en grandes cantidades. Es así como mejoramos su producción y a la vez sus ingresos. Lo conveniente de este proyecto es que el producto final (el Mapa o Cartografía como la denominamos acá), es que será comercializado sólo a nivel de gobernación. Una vez que esta entidad gubernamental adquiera el producto final, este se destinará de forma gratuita a todos los agricultores tanto de la provincia como de la región, para no mermar la economía del agricultor, sobre todo el rural, que ya es bastante deficiente, y así impulsarlo a comercializar no sólo limitadamente al mercado local, sino al nacional y porque no, al internacional a través de la exportación.

¿ CÓMO SE GENERÓ LA IDEA DEL PROYECTO?

“El origen de todo se genera en el año 2006 cuando dejo Cauquenes definitivamente para erradicarme en Santiago. Me voy con una espina en el corazón y con dolor por la realidad económica, social y de salud que vivía y vive nuestra comuna. En ese entonces juré, no importando cuanto me demorara, en volver algún día con una solución que ayudara a Cauquenes a salir adelante tanto económicamente, como a su vez, poder mejorar la calidad de vida de mis coterráneos (entre ellos, mis padres y mi hermana). El hecho de pertenecer laboralmente a una institución tan prestigiada a nivel nacional como lo es el Instituto Geográfico Militar, de donde he aprendido una enormidad, sumado a mis estudios como Ingeniero En Geomensura y Cartografía, dieron indicios de la solución que por muchos años busqué. Por fin pude hacer de esta solución una realidad, denominada “Estudios de Aptitud de Suelos y Clima para la mejora de la producción agrícola de la Región del Maule”. Sin embargo, no poseía los recursos ni los contactos necesarios para poder implementarlo. Es así como aparece el concurso “50 ideas para mi región” de INACAP en honor al aniversario número 50 de esta institución. Para mi suerte estaba enfocado a financiar proyectos que combatieran ciertos problemas graves que acontecen hoy en todas las regiones del país, entre ellas la desigualdad económica y social, sobre todo la del sector rural, al cual está enfocado este proyecto. Es así como por la gracia de Dios, pude hacerme acreedor del primer lugar regional, conformando uno de los 15 a nivel nacional (un ganador por región). Ahora sólo esperar que este proyecto tenga buena llegada a las autoridades y que se pueda desarrollar de buena forma, siendo mi primera prioridad implementarlo en Cauquenes”

EL POSDATA QUE LO RETRATA DE CUERPO ENTERO.

 Jonathan Ruiz Apablaza es un “producto” de la educación pública local, estudió la básica en la ex Escuela N° 9 – Aníbal Pinto- y toda su enseñanza media en el Liceo Antonio Varas. Integrante de una esforzada y distinguida familia cauquenina, siendo su padre Ricardo Ruiz, funcionario del Liceo Antonio Varas y destacado artista local (ganó alguna vez el Festival de Guadalupe del Carmen con “Golondrina de la Vida); su madre, doña Jeanette Apablaza Albornoz.

A los progenitores de Jonathan no les cuentan cuentos en lo que se refiere a los desvelos y esfuerzos que hubieron de desplegar para educar e inculcarles positivos valores de vida a sus hijos. Categóricamente la siembra no fue en vano, porque este hijo suyo –Jonathan- que hace noticia a nivel nacional, además de ser un exitoso profesional, es evidentemente un ejemplar hijo.

En efecto, cuando hicimos contacto con él para esta entrevista, al final, textualmente nos hizo esta petición:  “Tengo que pedirle un último favor, nos dijo,  antes de nombrarme a mi, nombre a mis padres, que gracias a ellos y sus enseñanzas, estoy donde estoy ahora.

Se lo agradecería una enormidad”. Mayores comentarios huelgan, siendo lo único que podemos agregar es que la Familia Ruiz Apablaza, merecidamente debe sentirse orgullosa. Y parte de ese orgullo, convidarlo a todos los que somos hijos de esta sin igual “patria chica comunal y provincial”.

 

Comenta

Comentarios