La generación de los 8 y 16 bits: en memoria de Hiroshi Yamauchi

0
81

Desde comienzos de los 60, el hombre comenzó a dejar de lado los juegos de cartas, puzzles y bingos, por máquinas diseñadas y prefabricadas que emitían figuras y números, permitiendo realizar operaciones divertidas e insólitas. Así en 1980 las nuevas generaciones vivieron un proceso de cambio radical, revolucionario, caótico y potente la cual cambio nuestra manera de vivir nuestro tiempo libre.

Un claro ejemplo, era el boom por adquirir la consola «Nintendo Entertainment System», conocida también como «N.E.S.». De ellos, mi padre, y creo que también los suyos, adquirieron aquel producto. Lo que siguió para mí, fue una niñez enfocada y obsesionada por completar todos los niveles de aquellos juegos míticos, tales como Mario Bros, The Legend of Zelda, Donkey Kong, Spiderman, Return of the Sinister Six, Batman, Mega Man y Metroid

Sin embargo, la historia de esta forma de entretención es más antigua, y tuvo su comienzo en 1963 cuando Hiroshi Yamauchi, bisnieto de Fusajiro Yamauchi, heredó la compañía Nintendo Card Company Limited, que se dedicaba a fabricar cartas estadounidenses, administrar compañías de taxis y dirigir una cadena de hoteles del amor. Yamauchi rebautizó la empresa con el nombre de «Nintendo Company Limited».

En 1965, tras una situación económica difícil y superada por otras compañías como Bandai y Tomy -las cuales producían juguetes de mejor calidad- Yamauchi luchó por sacar adelante la empresa, viendo en el sector del entretenimiento una posibilidad para alcanzar el éxito.

Tras meses y años de búsqueda en nuevas técnicas computacionales, en 1970 Nintendo se introduce en el mercado de los videojuegos y comenzó a expandirse dentro de esta veta económica. Esto se aprecia en Japón en 1975 cuando se aseguraron los derechos de distribución de la primera consola de la historia, la «Magnavox Odissey», diseñada por Ralph Baer en Estados Unidos. Aquello fue el comienzo de una nueva gran era para la compañía.

Con este nuevo mercado, el presidente de Nintendo Yamauchi dio instrucciones a los ingenieros de la empresa para que diseñaran una consola de bajo costo, pero con una tecnología que no pudiera ser equiparada por otras empresas. De esta manera, con el interés de desarrollar consolas propias y novedosas, en 1983 Nintendo consiguió comercializar la «Famicom», consola de videojuegos pensada para el hogar, de ocho bits, perteneciente a la tercera generación en la industria de los videojuegos. Sin embargo, ésta presentó algunos problemas técnicos de funcionamiento. Tras solucionar aquellos problemas, Nintendo la rediseñó cambiando su modelo a la N.E.S. 

La N.E.S funciona con soportes que eran cartuchos en donde se almacenan los juegos. Estos cartuchos se insertan en un compartimiento que queda en la parte superior de los controladores. Tras algunas correcciones menores y gracias al gran éxito en el mercado asiático, Nintendo decide en 1985, lanzarlo al mercado Norteamericano, alcanzando en 1987, ventas que superaron los cuatro millones de unidades al mes, con un market share del 70%.  Fue así como se transformó en la primera consola que dio ganancias a sus fabricantes. Según datos de Nintendo, la consola vendió más de 60 millones de unidades a nivel mundial sin contar los periféricos y juegos que se vendieron posteriormente.

Su juego más vendido fue Mario Bross, lo siguieron The Legend of Zelda, Donkey Kong y Metroid. Juegos que seguirán hasta el día de hoy reproduciéndose en otras consolas con mayor capacidad gráfica.

De ese modo la compañía de Yamauchi creció y logró competir durante casi diez años contra nuevas consolas tecnológicamente más potentes que ella. Sin embargo, la situación prontamente cambio y por no persistir en la innovación tecnológica, Nintendo se sumergió en un letargo comercial. Desde que se consolidó con la consola Entertainment System, otra corporación se fue fortaleciendo en el mercado de los videojuegos, «Sega». Esta compañía se fundó tras la unión de la empresa «Service Games» y «Rosen Enterprises» en 1990. La nueva compañía de videojuegos empezó a liderar ventas en el mercado con su consola Mega Drive, el primer competidor serio al que se tuvo que enfrentar la N.E.S.

Este momento álgido llevó a una dura lucha entre las dos compañías, que las llevó a competir por el liderazgo del mercado del entretenimiento electrónico. Según muchas revistas especializadas de la época, ambas empresas optaron por crear mejores consolas y juegos. Jamás en la historia se ha vuelto a ver tanta rivalidad en el mercado de los videojuegos.

Ante esta situación, Nintendo desarrollaría la consola «Super Nintendo Entertainment System» también conocida como «Super Nintendo», «Super NES» o sencillamente «SNES». Esta era una consola de 16 bits superando en cuanto a gráfica y calidad visual a su antecesora. Finalmente Nintendo fue quien acertó en su política pues vendió el doble de consolas  que Sega. Así, la SNES se convirtió en el aparato más exitoso de la era de los 16-bits, vendiendo más de 49 millones de unidades a nivel mundial. 

Con dicha consola se desarrollaron y replicaron juegos algunos reconocidos como obras maestras, Super Mario World , Super Mario Kart, Street Fighter 2The Legend of Zelda: A Link to the PastPilotwingsMario Paint, Metal WarriorsSuper MetroidStar FoxDonkey Kong CountrySuper Mario World 2: Yoshi’s IslandEarth BoundKiller Instinct o Kirby Super Star, entre muchos otros.

Como es efectivo, nada dura para siempre y en 1996 ingresa al mercado la compañía Sony con su flamante y potente consola «PlayStation». Por su parte, como si se tratase del ave fénix, Nintendo respondió confeccionado la consola «Nintendo 64», pero todo fue en vano. Mientras «Nintendo 64» trabajaba con el viejo formato de cartuchos, la PlayStation era intervenida por técnicos, permitiendo que se le introdujera discos piratas que podían ser almacenadas desde el ordenador. De esta manera la empresa se centró en el mercado de las consolas portátiles, donde aún poseía el liderazgo con la «Game Boy» lanzando nuevas versiones como la «Advance» y «Colour».

Nuestra generación de los 8 y 16 bits fue motor importante para que el mercado de Nintendo se desarrollara. Según la investigadora, Dominique Nora, refiriéndose al avance que tuvieron dichos productos del entretenimiento en el mercado señala que ya “en  1994 los hogares se equiparon con consolas de juegos de video a una tasa del 55 por ciento en Japón, del 45 por ciento en los Estados Unidos y del 18,4 por ciento en Francia. Nintendo, que obtiene 5.150 millones de francos de beneficio sobre una facturación de 27.000 millones de francos, es entonces la empresa más rentable de Japón”.

Su líder Hiroshi Yamauchi nos dejó un mundo de sueños en caminado a imaginar maravillosas situaciones en planos irreales pero que en sus inicios marcaron a generaciones separadas en tiempo hasta el día de hoy, por un lado la economía se fortaleció, por el otro relacionado a lo anterior, nuevas betas profesionales y técnicas relacionadas a estas consolas y a los videojuegos nacieron las que funcionan hasta el día de hoy.       

Héctor Cruzat Núñez
Profesor: Historia, Geografía y Ciencias Sociales.

Comenta

Comentarios