La granja Paraíso

0
1066

Hace muchos años atrás, en una pequeña ciudad, había una granja llamada “Paraíso”. En esta granja se podían encontrar muchos animales, pero uno de ellos era el líder. Era un pollo viejo, que a veces se ayudaba de sus pollitos para gobernar al resto de los animales, que en su mayoría, lamentablemente eran burros.

Por: Matías Aravena M.

En esta granja se podía encontrar mucho trigo, pero éste era para alimentar a todos los animales. El pollo, como era quien gobernaba el lugar, debía encargarse de que todos tocaran su porción. Muchas veces este pollo se quedaba con más parte de la que le correspondía y aunque lo pillaban robando, la granja “Paraíso” lo seguía eligiendo como su líder.

Un día, el pollo viejo le pidió a un cerdo muy gordo, quien era su mano derecha, que armara un equipo de fútbol para entretener a su granja. Le encargó que buscara animales de todos lados y que él les pagaría con trigo de la granja, algo que no correspondía. Ante esto, llegaron muchos interesados en el proyecto. Pasó el tiempo y el equipo fue el mejor de la zona. Le ganó a todas las otras granjas de la localidad y pudieron enfrentarse a otros campos de mejor nivel.

Pasaron los años y el pollo viejo seguía sacando trigo a escondidas de la granja para pagarle a su equipo, sus pollitos eran cómplices y la graja, que en su mayoría eran burros, los seguía apoyando.

Un día, el dueño de la granja se dio cuenta que le falta de trigo y que éste no lo repartían con el resto de los animales, ya que estaban muy flacos, no así los pollos y el cerdo, quienes seguían engordando.

Ante esto, los pollos y el cerdo prefirieron vender el equipo que habían formado, para que así el dueño no se diera cuenta que le iba a seguir faltando trigo en su campo. Llegaron varios animales interesados para comprarlo y así poder participar. La mayoría les ofrecía 80 sacos de trigo, negocio que para el pollo viejo y sus pollitos no era malo, ya que jamás pusieron un grano de trigo de los suyos y se aprovecharon de los recursos de la granja.

FIN.

Comenta

Comentarios