“Los primeros libros de la humanidad”

0
27

En mis manos llego una obra llamada “Los primeros libros de la humanidad” de Fernando Báez quien nos entrega una idea de cómo era el mundo antes de la imprenta y el libro electrónico como hoy en día lo conocemos. 

Báez retrata como el hombre desde la prehistoria, la edad greco-romana y en la mal nombrada edad media se valió de métodos productivos copias, traducciones y trascripciones para apoyar su memoria facilitando el registro, el empleo de instrumentos de enseñanza y de poder de obras jurídicas, morales y religiosa. En caminado a saber aquellos primeros registros de la historia de los primeros libros de la humanidad, nombra restos de piezas de ocre y pinturas rupestres de hace setenta mil años con símbolos que trasmitían, y que trasmiten para el que sabe leer, conocimientos y experiencias de generaciones enteras de hombres de la época del Paleolítico.

Lo anterior tal vez fue el primer dispositivo que se halló en las cuevas de Fumane, Lascaux y Altamira, quedando comprobado que fueron instrumentos de aprendizaje, como podrían ser señalados los primeros instrumentos pedagógicos los cuales mantenían instruidos e informados a toda una sociedad en torno a la importancia del “saber vivir en y entorno a la comunidad”.  

Con la anterior concepción del “saber vivir en y entorno a la comunidad” los sumerios de Mesopotamia alrededor del tercer milenio a.C, y cuando ya habitaban sus ciudades,  diseñaron los textos cuneiformes en donde plasmaron reglas, maneras de actuar y ser en un mundo regido por los dioses y demonios.  Lo nombrado no es tan diferente a lo que ocurrió en la civilización desarrollada en los márgenes del rio Nilo, el merito de Egipto, pese a ser también una comunidad que vivió para y por los dioses confeccionaron la escritura jeroglífica escrita en el papel papiro.

El papiro fue uno de los materiales más empleados en el mundo antiguo, y dicho instrumento sirvió para que conociéramos las obras del bajo y alto Egipto, como también de pueblos persas, arameos, sirios, griegos, árabes y romanos.  El papiro se empleo hasta la época greco-romana, siendo esta el único medio e instrumento de trasporte del conocimiento.

En la mal llamada edad media, ya que considerablemente la producción de libros y textos aumento, estuvo marcada por la construcción de extensos manuscritos llamados códices. El códice fue defendido por la cultura monástica y el impulso universitario, ya que en esta se situaba una amplia gama de tratados, teologizados y filosofados por aquellos que lo traducían y por aquellos que lo producían.

En fin, para los que adoran leer “los primeros libros de la humanidad” es una obra bastante ilustrativa, el autor se preocupa de abarcar y aclarar aquellas interesantes producciones que ha realizado el hombre en la historia, con el fin de perpetuar el conocimiento de quienes fuimos, y como tal, de quienes seremos, el libro es nuestro principal dispositivo de trasmisión y que ha significado el más grande y poderoso aliado de la libertad de los individuos y de los pueblos.

Leer es el primer paso constante que todos deberíamos reproducir, el segundo paso comprender lo leído y el tercero es saber de lo que leyó nada se encuentra totalmente aclarado porque en esta vida sólo reinarían los mentirosos y aduladores.   

“De los diversos instrumentos inventados por el hombre, el más asombroso es el libro; todos los demás son extensiones de su cuerpo… Sólo el libro es una extensión de la imaginación y la memoria” Jorge Luis Borges.

Héctor Cruzat Núñez
Profesor: Historia, Geografía y Ciencias Sociales.

Comenta

Comentarios