Pequeños viñateros de Cauquenes alisan exportación a Bélgica

0
49

Ya realizaron una primera exportación a China y pese a haber sido afectados por los incendios forestales de enero pasado, preparan su llegada a un segundo mercado internacional.

Son 25 pequeños viñateros los reunidos en VidSeca, agrupación con la que estos productores pasaron de la venta de vino a granel, hasta embotellar sus productos y exportarlos, utilizando como marca común el nombre de su agrupación.

Y pese a que a comienzos del 2017, los incendios forestales que azotaron a la zona centro sur del país, no los dejaron indiferentes, puesto que las llamas consumieron 90 hectáreas de viñas de los productores asociados, de igual manera pudieron cumplir con su primer embarque al exterior.

El primer destino fue China, con un cargamento de 2 mil 306 cajas de botellas de vinos, equivalentes a 10 mil 400 litros de cepa País, de tipo patrimonial. El fundo “El Arrayán”, donde funciona la Viña Casa Vergara -ubicada en el kilómetro 5 de la ruta que une a Cauquenes con Quirihue-, fue el centro de operaciones donde se realizó el embalaje.

El presidente de VidSeca, Felipe Zúñiga, señaló al diario El Mercurio -hace unos días- que “por años viñateros de menor tamaño han producido sus vinos, pero antes se vendía a granel o simplemente trabajaban para viñas más grandes. Sin embargo, hoy cada uno tiene su viña y creamos una marca común para las exportaciones”.

Y el éxito se ha reflejado de tal forma que -como comentaron al matutino- ya preparan su próxima exportación. Esta vez con destino a Bélgica en Europa Occidental, país con más de 11 millones de habitantes y que destaca por ser uno de los miembros fundadores de la Unión Europea.

“Hay gente de 60 años que por primera vez conoce lo que es trabajar un vino embotellado. La mayoría de nosotros somos pequeños productores con menos de cinco hectáreas que antes de embarcarse en este proyecto vendíamos las uva o el vino por litro, nunca pensamos en dar este paso”, comentó a El Mercurio, José Muñoz, productor que también comenzará a envasar su propia marca.

CEPA PAÍS

En Cauquenes hay parras con más de 200 años de antiguedad, fueron traídas a la zona por curas franciscanos y aún hoy siguen produciendo en los campos de esta zona del secano costero, caracterizado por ser suelos secos y muy asoleados en verano, cuya época de mayor abundancia de agua es con las lluvias de invierno.

Si bien los incendios forestales del verano pasado en la zona causaron daños de consideración, estos pequeños viñateros pudieron rescatar parte de su producción, para seguir trabajando.

“Los incendios forestales dañaron cerca de 90 hectáreas de nuestros productores. Si antes podíamos producir 40 mil litros entre todos, ahora es la mitad, por causa de los incendios, aunque esperamos pronto poder recuperarnos”, explicó Zúñiga.

Ahora, hay más proyectos por concretar como la creación de un laboratorio enológico y un centro de proceso vitivinícola, cuya instalación se concretaría dentro de los próximos meses, con la colaboración con el Instituto de Investigaciones Agropecuarias (INIA) de Cauquenes.

Comenta

Comentarios